La flor y sus origenes.
Arte-egipcio-imperio-medio

La flor y sus origenes.

La flor y su cultivo como toda actividad humana tiene su historial largo y ha influido las artes, las letras, la cultura y ha contribuido a modelar las lenguas de los pueblos. La floricultura aun hoy permanece en el ámbito de las necesidades humanas, superfluas pero muy necesarias.

Es difícil dar una fecha exacta de la introducción de las flores en la vida del hombre primitivo, esto debió suceder hace unos diez mil años antes de Jesucristo, es probable que esto que al mismo tiempo que el hombre comenzo a observar el comportamiento de los animales y empezó a plasmarlo en pinturas rupestres, así mismo lo hizo con las plantas y las flores que encontró a su paso. No es hasta que se registraron los primeros hombres sedentarios que hay registros de la flor como elemento ornamental y decorativo en la cultura humana.

Hay registros que hace unos 7.000 años antes de Cristo las flores comienzan a ser utilizadas por el hombre para ofrendas y ritos en los cultos fúnebres y como amuletos. Las primeras guirnaldas de las que se tiene registro fueron egipcias y se componían de plantas y flores, pero ellos buscaban que fueran duraderas, para lo cual también utilizaban flores artificiales.

Los registros más antiguos que se tienen de textos sobre flores son de los chinos, textos que tratan de flores y arreglos, selección de variedades y los valores que se atribuyen a las mismas, así como la asociación que se tenía con sentimientos y ambientes determinados. Para los chinos el arte con las flores es tan importante que en el siglo VI d. C los monjes budistas la llevan a Japón propiciando la fundación de escuelas de Ikebana que duran hasta nuestros días

Arreglo de Ikebana.

La variedad de actividades y creaciones que el hombre ha desarrollado a lo largo de la historia con las flores no se limitan a los arreglos florales, el hombre ha creado perfumes, artesanías, joyas, ornamentación, escultura, también las encontramos presentes en la literatura, la música, la alimentación, entre otros.

En Egipto las flores fueron muy estimadas, hacían parte de sus creencias y eran muy usadas por los perfumes que extraían de ellas, constituyéndose en una parte fundamental de su vida habitual. Los egipcios tenían un gran conocimiento de plantas medicinales, los usaban para ungüentos, perfumes y para los rituales de embalsamamientos. Les apasionaban las artes de la jardinería y la horticultura. En las pinturas que se han encontrado de Egipto es común observar personajes ofreciendo ramos compuestos por olivo, laurel, mirto, flores de amapola, girasol, crisantemo, narciso, iris entre otros.

En la India las flores fueron muy queridas y han sido comúnmente usadas a lo largo de su historia en todos los ámbitos culturales y sociales, fueron usadas por las mujeres para realzar su belleza, en las enseñanzas que recibían las flores siempre estaban presentes las flores, en el arte de las floristas en el jardín, las tejedoras de coronas para las fiestas y la confección de guirnaldas ornamentales.

El arte griego fue fuertemente influenciado por la botánica, los escultores griegos usaron muy a menudo las flores, a menudo se encontraron en los frisos flores de loto, rosáceas y flores de lis. Las flores estaban presentes no solo en las esculturas y en la arquitectura, sino en la pintura y en la poesía.

Las flores han estado asociadas frecuentemente a los dioses griegos:

Loto: la flor de loto está asociada con una hermosa diosa que huyó asustada al bosque, fue a un lugar llamado loto, porque era reservado para los perdedores, fracasados de la vida y allí se hundió. La joven diosa luchó por muchísimos años y logró salir como una hermosa flor de largos pétalos. Por ello para los griegos la flor de loto significa el triunfo después de haber luchado mucho contra el fracaso.

 

Rosa: su nombre deriva del nombre griego Rhodón, cuyo posible significado es “efluvio oloroso”, o “lo que desprende olor”, esta flor, está consagrada, a la diosa griega del amor, y la belleza.

Violetas: Se ha querido explicar la precoz floración de las violetas atribuyendo su nacimiento a la sangre de Atis cuando en un acto de locura se cortó los genitales, bajo un pino.

La anémona: es una flor cuyo nombre deriva el griego “anemos”, que significa viento, representando lo efímera que es la vida. En la mitología griega las anémonas nacieron de la sangre de Adonis y significa la muerte.

Narciso: en la mitología griega era un joven que todas se enamoraban de él por su belleza, pero él las rechazaba. Fue Eco una ninfa que por su rechazo pidió a la diosa de la venganza lo hechizara y que se enamorara de su propia imagen reflejada en una fuente de agua. Se contempló sin respiro arrojándose a las aguas y en ese lugar nació una hermosa flor.

Los romanos hacían las coronas más elaboradas que los griegos, con la misma simbología, ya que para las dos culturas significaban honor, rango y triunfo., en cuanto a las mujeres se hacían coronas de nardos como adorno y también utilizaban las flores para crear perfumes y las novias llevaban las coronas de mirto; para las fiestas usaban guirnaldas y decoraban las columnas y las ventanas, se hacían con hojas de laurel, roble, de hiedra, con flores y con frutas, y aparecen las primeras floristerías.

Deja un comentario

Cerrar menú
×
×

Carrito